¡CON RESULTADOS DIFERENTES! Venezuela y Bolivia: dos naciones que luchan por la libertad

@DolarToday / Nov 12, 2019 @ 8:00 am

¡CON RESULTADOS DIFERENTES! Venezuela y Bolivia: dos naciones que luchan por la libertad

Para muchos ciudadanos, lo ocurrido este domingo en Bolivia significó una pequeña luz encendida en medio de tanta oscuridad en la que se sumerge Venezuela, y es que la renuncia de un presidente, claramente izquierdista y compañero fiel de Nicolás Maduro, como lo es Evo Morales, terminó por darle el empujón que tanto necesitaba el venezolano para retornar a las calles este 16 de noviembre.

Jessica Dirinot / El Cooperante

Evo Morales se desempeñó como presidente de Bolivia durante 13 años y 9 meses, siempre ligado al socialismo del siglo XXI planteado por el expresidente venezolano Hugo Chávez. Fue hasta el 20 de octubre del año en curso que los bolivianos decidieron escoger otro camino, el cual ofrece una visión política diferente a la que ya se había implantado durante casi dos décadas.

Pese a los resultados de las elecciones presidenciales emitidos por el Tribunal Electoral de Bolivia, en los que daban por ganador a Evo Morales, tanto la ciudadanía como los adversarios, denunciaron fraude, razón por la que se solicitó una auditoría de votos encabezada por la Organización de los Estados Americanos (OEA).

El resultado fue predecible, el exmandatario habría accedido al fraude como la mejor estrategia para permanecer en el poder al menos otro período más. Este domingo, ante dicha noticia, algunos funcionarios comenzaron a renunciar a sus puestos, solicitándole la misma acción a Morales, cediendo así su cargo como presidente en horas de la tarde.

El politólogo venezolano, Raniero Cassoni, declaró para El Cooperante porqué Venezuela y Bolivia no pueden comparar sus situaciones políticas, pese a sus similitudes.

¿Cuál es el análisis que le das a la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia, luego de casi 14 años en el poder?

– En Bolivia hay un precedente. Evo Morales se había sometido a un referéndum para su reelección, que sí era posible, pero la gente la rechazó. Eso ya habla de lo primero que ocurriría en las elecciones del 20 de octubre. Evo utilizó argucias paralegales para poderse someter como candidato. Lo logra, pero lo hace además siendo candidato con una observación internacional que evidencia un fraude dentro de las elecciones y sobre todo en el conteo.

Hubo todo un tiempo gestándose esa crisis de ilegalidad de Evo, razón por la que llegó sin fuerza a la reelección.

Luego de que se diera a conocer el pasado 20 de octubre la “victoria” de Evo Morales frente a Carlos Mesa en las elecciones presidenciales, se generó una ola de protestas por parte de la ciudadanía, hasta lograr un conteo no viciado de los votos. La victoria final fue la renuncia de Morales. ¿Por qué Bolivia sí y Venezuela no?

– Bolivia tuvo algo importante que destacar. Apenas ocurre el caso del fraude del conteo, tanto como Camacho, como Carlos Mesa, llamaron a la gente a la calle. No se quedaron sencillamente sentados esperando a que ocurriese algo. Igualmente instauraron distintos mecanismos de negociación y mesa de diálogo entre los distintos sectores. Entre las que entra en cuenta las Fuerzas Armadas Bolivianas, que institucionalmente piden la renuncia de Evo Morales.

Evo en ese momento trató de resolverlo llamando a unas elecciones generales como desconociendo la elección completa, y de alguna manera reconoció que había fraude de por medio.

En 2013 Henrique Capriles, se enfrentó a elecciones presidenciales frente a Nicolás Maduro, y aunque hubo cientos de denuncias sobre irregularidades en el conteo de los votos, el líder opositor solo llamó a un “cacerolazo” . ¿Qué medidas crees que hayan sido pertinentes tomar en ese momento para lograr una salida democrática como la de Bolivia?

– Que Capriles haya llamado a un “cacerolazo”, y no a la calle, tiene su incidencia. Pero también hay otra cosa, en el caso venezolano tenemos organismos paramilitares que son los llamados colectivos y amedrentan a la gente al salir a las calles, y a las Fuerzas Armadas venezolanas que están en una encrucijada cuando ocurre eso.

No en vano vimos en 2014 el asesinato de un líder del colectivo y que se presume que fueran las Fuerzas Armadas. También vimos cómo los colectivos han asesinado a los militares venezolanos, y por tanto, eso también hay que tomarlo en cuenta.

¿Es posible que, tanto Henrique Capriles, como Juan Guaidó, no hayan encontrado una estrategia viable para atacar al Gobierno de Nicolás Maduro sin que exista el derramamiento de sangre?

– Yo creo que la salida democrática electoral sigue siendo un camino difícil de lograr en Venezuela, pero que requiere de cambios muy profundos. Queda en evidencia que ir a elecciones con un tribunal electoral en contra, como el caso de Bolivia, no es productivo, se genera una crisis que gesta otra crisis.

Hay que resolver los puntos. La ruta que se ha enmarcado (Juan Guaidó) desde la Asamblea Nacional, es muy viable y es la necesaria. El cese de la usurpación por no reconocer las elecciones de Nicolás Maduro, es elemental y por tanto la propuesta debe ser que ni Guaidó, Ni Maduro sean el presidente de Venezuela, sino que exista un camino de transición para lograr una salida democrática.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*